Google+ Followers

sábado, 8 de diciembre de 2012


Para Tom Hansen, ésta fue la noche en que todo cambió. Ésa, la pared en la que
Summer se escondía. La pared de distancia, del espacio, de lo casual. Este muro estaba viniéndose abajo poco a poco. Porque aquí estaba Tom: en su mundo. Un lugar que pocos fueron invitados a ver. Y aquí estaba Summer: queriéndolo a él y a nadie más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario